Bases de Movimiento o Exposición

Posted on 11:01 by Luis Guerrero Martín | 0 comentarios






Muchos dirán que este elemento tiene como principal misión mover regimientos de miniaturas sobre el campo de batalla para facilitar el juego con ellas, en mi caso diré que me parecen una fantástica forma de completar el pintado de un regimiento, y que muy lejos de jugar con ellas, crear una base con motivo de dejarlas en exposición es más que una buena idea.

Materiales que necesitamos:


  • Madera de ocume, (chapón) 4 o 5 mm de grosor.
  • Palillos gruesos para pinchitos. 1 o 2 será suficiente.
  • Cola blanca o vinílica (PVA) "cola de carpintero para los amigos".
  • Textura, piedrecillas, gravilla, chinos, cesped electroestático, etc.
  • Imprimación negra.
  • Pinturas para realizar pincel seco sobre la textura (gama a gusto).
Comenzaremos por cortar un trozo rectangular de las medidas de nuestro regimiento,
en mi caso, para un regimiento de 16 peanas de 20mm de lado, el esquema es el siguiente:
(Sólo tienes que pinchar en la fotografía para verla a mayor tamaño)

Una vez claro el esquema, cortamos los palillos y los pegamos
con cola blanca sobre la madera,


Nos ayudaremos de algún material tipo presillas o pinzas para
hacer presión y que el pegado se quede fuerte.


En casa usamos la cola Zimmermann ra-33, es un modelo estandar de ferreterias y bricolaje,
una
vez colocadas las presillas, dejaremos secar una tarde-noche entera,
lo prudente es esperar hasta el día siguiente.














Una vez secado, volvemos a aplicar cola sobre toda la superficie exterior de la base,
es
decir por todo los filos de los palillos menos por el interior, ya que el interior será
donde coloque
mos nuestras miniaturas y no necesitamos textura
que nos quite espacio.
Yo suelo usar gravillas pasadas por coladores, y dem
ás inventos para quedarme
con un grano muy fino, y chinos y gravillas de grosores distintos para variar matices
en algunos puntos concretos.


Un buen truco para no perder los sobrantes de la gravilla al espolvorear, es utilizar un recipiente,
(la tapa de una caja de zapatos en mi caso) para que
todo los sobrantes de gravilla que caigan de nuestra base al espolvorear, podamos recuperarlos luego, es una cómoda
forma de no desperdiciar el preciado material.

El que uso es casero, los comerciales valen una pasta,
como para tirarlos :) ...





Una vez secado el resultado empieza a saltar a la vista, tenemos una peana de regimiento texturizada, que dejaremos secar unas 12h de nuevo, y que tendremos lista para pintar.

El proceso de pintura no es nada fuera de lo normal.


Comenzaremos con una imprimación negra, ya sea en Spray, Pintura negra de la que tengamos por casa, no importa, lo único a tener en cuenta es diluir un poco la pintura en agua, para que su textura sea bastante clara, ya que si la pintura es espesa, taparemos los poros
de entre la gravilla, y perderemos toda la textura que tenemos preparada.

No debemos preocuparnos demasiado de pasar el pincel con miedo,
si el encolado es firme, no nos traeremos ninguna gravilla en el pincel.

Dicho queda que los pinceles para este tipo de cosa son propios de chollos,
y que si se llenan de gravilla, se enjuagan y listo ^^

















Una vez secada la imprimación viene la técnica de pincel seco. Como siempre,
el esquema de colores va al gusto del consumidor. En mi caso y siendo la peana
en consonancia a las de los guerreros Elfos Oscuros, utilizé la siguiente gama
de luces y sombras.



















Con muy poco material, y un par de herramientas precisas, tendremos nuestras
bases listas para exponer los regimientos y de paso perfeccionaremos
técnicas como el pincel seco, o las texturas de cara a dioramas
y exposiciones de mayor tamaño.

0 comentarios:

Publicar un comentario